El mal llamado ‘sexo débil’ ha sido subestimado en muchas áreas a lo largo de la historia, entre ellas, la ciencia y la investigación, profesiones consideradas exclusivas para los hombres, sin embargo, hoy te presentamos 10 fabulosos e indispensables inventos creados y/o perfeccionados por mujeres.


1. El astrolabio
El astrolabio es un dispositivo para para determinar las posiciones de las estrellas sobre la bóveda celeste que fue perfeccionado por Hipatia de Alejandría, matemática, física y filósofa que vivió en el siglo IV. Hipatia trabajó con su padre, el astrónomo Teón, para hacer correcciones en el Almagesto de Ptolomeo y construir el astrolabio que conocemos comúnmente.

2. La sierra circular

Tabitha Babbitt observó un hombre en un aserradero mientras manejaba una sierra con dos asas, la cual necesitaba que se tirara de ella hacia atrás y hacia adelante con gran esfuerzo. Babbitt pensó que era una pérdida de energía, y en 1810 creó el prototipo de una sierra circular, que más tarde llegó a ser usada en la industria de los aserraderos.

3. El Champan moderno

Nicole Clicquot desarrolló en 1808 una tecnología gracias a la cual el champán lo conocemos claro y transparente hoy en día, ya que hasta que ella desarrolló dicha técnica era una bebida opaca y sin brillo, debido a los lodos que se acumulaban en su interior y que no se expulsaban. Esta singular mujer de 1,47 mts. de estatura, marcó su época. Conocida al fin de sus días como la Gran Dame de la Champagne, vivió casi hasta los noventa años y llegó a ser la primera mujer de negocios de los tiempos modernos.

3. El periscopio
Con la ayuda del periscopio, que fue patentado en 1845 por Sarah Mather, se determina la distancia y la posición de los objetos observados desde un submarino.

4. Conservas de carne
En 1873 en la Exposición Universal de Viena, la rusa Nadia Kozhina presentó un método para preservar la carne en latas de conserva, invento por el que recibió una medalla.

5. El lavavajillas Josephine Cochrane creó una máquina que lavaba los platos y no los golpeaba. Esto sucedió en 1886.

6. El soplador de nieve
En 1892 una secretaria llamada Cynthia Westover pensó que las calles tenían que estar tan limpias como el hogar. Se puso a trabajar en ello e invento el antecesor de las modernas máquinas de limpiar la nieve.

7. El limpiaparabrisas
Mary Anderson inventó el primer limpiaparabrisas para automóvil en 1903. Sintió pena por un conductor que se veía obligado en plena tormenta de nieve a parar constantemente para limpiar el parabrisas y se le ocurrió una idea que apuntó en su libreta de bocetos. Se le ocurrió un brazo giratorio con una lámina de caucho que el conductor podía accionar a través de una palanca. El limpiaparabrisas windsheld se convirtió en el equipo estándar de todos los coches de 1916.

8. WiFi

Hedy Lamarr se hizo famosa después de protagonizar una de las primeras escenas de naturaleza sexual en el cine, razón por la cual Adolf Hitler dijo que el director era un enemigo del Tercer Reich, y el Papa Pío XII invitó a los católicos no ver la película. Pero Hedy era fascinante no sólo por su faceta de actriz. En 1941 patentó un medio secreto de comunicación, que cambiaba dinámicamente la frecuencia de emisión para que fuera difícil de interceptar por el enemigo. Desde 1962, este dispositivo se utiliza en los torpedos del ejercito de Estados Unidos, y ahora se utiliza en las comunicaciones inalambricas y es conocido como WiFi. Hedy es recordada como la mujer más preciosa en la historia del cine y también como la inventora de la primera versión del espectro ensanchado.

9. Chaleco antibalas moderno
Stephanie Kwolek es una química polaco-estadounidense, que en 1965 inventó el poliparafenileno tereftalamida mejor conocido Kevlar®, una fibra de alta resistencia, color dorado, que puede ser hasta cinco veces más resistente que el acero y que en la actualidad es utilizada en la elaboración de chalecos antibalas. Su invención ha salvado la vida a miles de policías, bomberos y militares.

10. El Geobond (material indestructible para construcción)

Patricia Billings (nacida en Clinton, Missouri, EE.UU.) ha inventado una de las sustancias más revolucionarias y potencialmente provechosas de la industria moderna: un material de construcción que es indestructible e incombustible. Estudió arte en Texas y durante años se dedicó a la escultura. A finales de los años 70 una de sus obras de yeso cayó y se rompió. Teniendo en cuenta que en el Renacimiento algunos escultores utilizaban un añadido de cemento para dar mayor longevidad a sus obras decidió experimentar.

Billings tuvo éxito ocho años más tarde, inventando un aditivo lechoso que actuaba de catalizador,creando de esta manera un yeso indestructible. Pero había más, este nuevo material era también increíblemente resistente al calor y no es tóxico por lo que se usa en construcción.

 

Información (http://www.culturizando.com/2013/08/10-grandes-inventos-creados-por-mujeres.html)

Anuncios