¿Cómo pueden presentarse los sueños?

 

Los sueños que abordan nuestra mente cuando dormimos, pueden determinarse en varias categorías.

 

Reales o irreales

Las posibles situaciones que pueden presentarse y acaecer de forma real bajo un profundo sueño, sin prohibición. Caer a un abismo, recoger flores, observar una bonita puesta de sol. Son hechos que pueden ocurrir.

La otra posibilidad es crear un mundo irreal donde deambulamos sin ningún tipo de prohibición; hablar con difuntos, volar entre dragones. Disfrutar de la compañía de seres queridos que ya se fueron.

Estáticos y dinámicos

Los sueños estáticos son aquellos a los que se les llama de primera categoría, la aparición del protagonista es inmóvil, como si fuera el espectador de la realidad externa. Observar las estrellas, asistir a una pelea entre dos personas…, son aquellas escenas donde el durmiente no participa de forma activa.

Los sueños dinámicos son sin lugar a dudas participe de todas las acciones. Puede ser un personaje o aparecer en varias pieles. Esto quiere decir que puede tomar forma en primera persona o en tercera. Cómo los actuales videojuegos. En realidad la actividad es frenética en este tipo de sueños. Dónde percibimos la energía del protagonista.

© Julia Ojidos Núñez

Anuncios