nuestro lado oscuro

La vida es un trasiego de vivencias que se enlazan con nosotros mismos. Algunas de estas se evaporan al respirar, pero otras se clavan con desdén dentro de nuestra alma. Petrifica de forma rápida nuestros sueños, nuestro día a día. Un día te despiertas y tienes una extraña sensación que se recoge caprichosa dentro de tu ser. Sabes que algo va a ocurrir, pero tienes la cabeza en otra parte, sintetizas tu trajín diario sin prestar atención a los pequeños detalles que se han producido al abrir los ojos. Un descomunal error de principiante. -Escucha lo que tu cuerpo quiere decirte. -Sin lugar a dudas somos una maquinaria imperfecta que lucha por conseguir la perfección. Esa parte de ti que guardas por comodidad y que se despierta cuando abres los ojos, es tu carnet de identidad. Es una gota de lluvia que cae al suelo entre miles de ellas, parecen todas perfectas, en tamaño y color, pero si te fijas bien, solo es un compuesto que varía físicamente cuando cambia su entorno. De eso se trata, de sentir, de saborear, de tener la tierra bajo los pies y la cabeza cerca de las nubes. Es un verdadero capricho ser uno mismo, con nuestras virtudes y nuestros defectos. Ese lado oculto, que no queremos mostrar por vergüenza, que nos obliga a ser otra persona y vivir otra vida que nos han elegido, es una pequeña daga que se clava y destruye nuestra identidad. La sensación inocua que viaja con pesar dentro de nosotros hace mella en nuestra vida. Es nuestro lado oscuro, ese lado que aparcamos y cada vez se hace mayor hasta que castiga imperiosamente el cuerpo. La forma de derrotar al dragón que guardamos en nuestra mazmorra, es aprender a esquivar las gotas de lluvia.

©Julia OJidos Núñez
©Blog: https://juliaojidos.wordpress.com/
Depósito Legal: Safe Creative

Anuncios